Crotón Mamey

25.00

4 disponibles

Luz: mucha luz indirecta
Riego: sustrato húmedo siempre
Temperatura: entre 15 y 25 grados
Humedad: alta
Ubicación: interior

Originaria de Malasia, el Crotón Mamey es un espectáculo. Es una planta purificadora de aire y sus intensos colores enamoran con solo mirarla.

Crotón Mamey

Lo más llamativo del Crotón Mamey son sus colores, pero, además, es una planta purificadora de aire lo que la hace ideal como planta de interior.

No es excesivamente delicada en cuanto a cuidados, pero sí deberemos prestar atención al riego y a la humedad para que se desarrolle bien y no pierda la intensidad de su color.

Algo que no le gusta mucho son los cambios bruscos, tanto de temperatura como de ubicación.

 

Tamaño aproximado

Maceta de 20cm de diámetro. Altura aproximada entre 40-50cm.

 

Dificultad

Media

 

Riego y humedad

El Crotón requiere que el sustrato esté siempre algo húmedo, pero con cuidado de no excedernos. Lo ideal es dejar secar la primera capa del sustrato antes de volver a regar. Deberemos tener especial cuidado de que no pase periodos de sequía.

Como buena planta tropical, le encanta la humedad alta, por lo que te recomendamos pulverizar sus hojas de tanto en tanto. Podremos aumentar la humedad añadiendo piedras con agua en el plato de la maceta (sin que esta toque la maceta). Si aun así la humedad ambiental es baja, recomendamos agruparla con otras plantas o incluso usar un humidificador.

No es una planta petfriendly y puede resultar muy tóxica para tus mascotas.

 

Luz

Necesita muchísima luz indirecta para desarrollarse correctamente, pero sin sol directo ya que dañaría sus hojas.

 

Temperatura

Entre 15-25 grados. Pese a ser bastante resistente, no tolera bien el frío ni las corrientes de aire.

 

Fertilizante

Añadir abono para plantas verdes durante la primavera y verano cada 15 días. Esto la ayudará a crecer con más fuerza y a mantener su brillo característico.