Alocasia Amazónica

16.00

4 disponibles

Luz: mucha luz indirecta
Riego: dejar semiseco entre riegos
Temperatura: entre 20-25ºC
Humedad: media-alta
Ubicación: Interior

Originaria del continente asiático, sus hojas de color verde intenso y nervios blancos hacen de la Alocasia Amazónica la planta ideal para decorar cualquier ambiente o ampliar tu colección de plantas exóticas.

Alocasia Amazónica

Se la conoce también como Oreja de elefante o Alocasia Polly. Aunque en su hábitat natural alcanzan alturas de hasta 4 metros, generalmente como planta de interior llegará a alturas de 50cm a 1 metro. Su característica más llamativa es la belleza y originalidad de sus hojas verde intenso con nervaduras blancas.

Esta preciosidad es bastante exigente en cuanto a cuidados y requiere de más atención que otras especies, pero sin duda ver como se desarrolla es todo un espectáculo.

 

Tamaño aproximado

Maceta de 12cm de diámetro. Altura aproximada entre 25-35cm.

 

Dificultad

Media-alta

 

Riego y humedad

Agradece tener el sustrato húmedo de manera general, aún así, cuidado con el exceso de riego. Deja que el sustrato quede semiseco antes de volver a regar.

Todas las Alocasias necesitan mucha humedad, por lo que es ideal que la pulverices con regularidad. Si no consigues mantener una humedad ideal para ella, puedes generar más humedad añadiendo piedra volcánica o piedras de río en el plato y cubriéndolas de agua, pero sin que esta toque la maceta o incluso agradecerá un humidificador.

Como hemos indicado, es una planta un tanto tiquismiquis y no resiste ni las sequías ni los encharcamientos, así que el riego deberás controlar bien el riego para que tu Alocasia crezca bien.

Como con cualquier planta de hoja grande, te recomendamos que limpies sus hojas con un paño húmedo de tanto en tanto para que puedan realizar bien la fotosíntesis, ya que muchas veces se cubren de polvo.

No es una planta petfriendly y puede resultar muy tóxica para tus mascotas.

 

Luz

Las Alocasias necesitan mucha luz indirecta, es decir, nunca debes dejarla bajo los rayos del sol porque quemarían sus hojas, pero asegúrate de que reciba la luz necesaria para que crezca con fuerza.

 

Temperatura

Ideal entre 20-25ºC. A menor temperatura puede entrar en letargo y a temperaturas de menos de 10 grados puede morir. No la dejes cerca de corrientes de aire. No resiste las heladas.

 

Fertilizante

Es ideal añadir abono para plantas verdes durante la primavera cada 3-4 riegos. Esto la ayudará a crecer con más fuerza.